Skip to main content

Vineyards´ Integrated Smart Climate Application

Article Category

Article available in the folowing languages:

Las previsiones climatológicas y agrícolas ayudan a los viñedos a adaptarse al cambio climático

El vino forma parte integrante de la cultura y la economía europeas, pero es posible que las uvas vinificables, especialmente sensibles al clima local, se encuentren en problemas. Un sencillo sistema de apoyo a la toma de decisiones con los más avanzados modelos agronómicos y climatológicos debería ayudar a mantener el flujo de vino.

Cambio climático y medio ambiente

Solo España, Francia e Italia, los principales Estados miembros vinícolas, contaban con una tercera parte de los viñedos de todo el mundo en 2019. El hecho de predecir las variaciones climatológicas locales críticas para la calidad y la calidad de la producción ha estado rodeado siempre de incertidumbre, y esta ha aumentado significativamente debido al cambio climático y los fenómenos meteorológicos extremos, así como a sus consecuencias. El proyecto financiado con fondos europeos VISCA ha desarrollado y demostrado el potencial de un sistema de apoyo a la toma de decisiones (DSS, por sus siglas en inglés) para impulsar la resiliencia de las explotaciones vinícolas que se enfrentan a unos retos climáticos cada vez mayores.

La ciencia ayuda a los agricultores

Los agricultores evalúan continuamente las posibles condiciones adversas a lo largo del tiempo. Generalmente, las decisiones a corto plazo (con unos días de adelanto) se basan en datos meteorológicos que usan modelos globales o regionales, lo que reduce la precisión de las predicciones locales. En lo que se refiere a las decisiones realizadas con un adelanto de semanas (medio plazo) o meses (estacionales o a largo plazo), la experiencia ha sido la guía, pero esto ya no resulta fiable debido al cambio climático y a los fenómenos meteorológicos extremos repentinos. El coordinador del proyecto, Josep Maria Solé Tasias de METEOSIM SL, explica: «El DSS de VISCA integra modelos climatológicos y agrícolas con datos de viñedos reales para identificar estrategias de adaptación eficaces. Incluye previsiones meteorológicas a corto plazo, a medio plazo y estacionales, así como proyecciones climatológicas vinculadas con modelos agrícolas para hacer posibles previsiones de la fenología (ciclo de crecimiento estacional de las parras), el riego requerido y la acumulación de azúcar». Las previsiones pueden identificar la probabilidad de que se produzcan fenómenos extremos como olas de calor, grandes precipitaciones o heladas primaverales con entre días y meses de adelanto. La interfaz de usuario intuitiva también simplifica la interpretación de los nuevos y complejos análisis, y se puede acceder fácilmente a la plataforma a través de teléfonos inteligentes, tabletas y ordenadores.

Planificación personalizada

Los servicios, gráficos y datos del DSS de VISCA son flexibles y modulares, y pueden utilizarse por separado. Los usuarios proporcionan información inicial sobre el viñedo, incluida la definición de las parcelas, las distintas parcelas de riego y características fundamentales como el tipo de suelo y las variedades de uva. A continuación, pueden cargar manual o automáticamente datos en tiempo real sobre la irrigación real y estas actualizaciones se utilizan para mejorar las previsiones futuras. Los servicios están interconectados y los datos se actualizan diaria, semanal o mensualmente dependiendo del servicio. Solé Tasias explica: «La principal ventaja del DSS de VISCA es que, al contrario de lo que sucede con la mayoría de las soluciones ya existentes, integra y une servicios meteorológicos y agronómicos en una plataforma única y fácil de usar. También incorpora las últimas técnicas para potenciar la adaptación al cambio climático en los viñedos». La brotación forzada desplaza el período de maduración de la uva desde los calurosos meses de verano a un mes más fresco después en la temporada de crecimiento, mientras que la poda retrasa la acumulación de azúcar. Xavier Bordes de Codorníu, donde se aplicó la técnica de brotación forzada en una parcela para alcanzar la maduración de la uva en octubre en lugar de en junio, explica: «El DSS de VISCA nos ha ayudado a tomar mejores decisiones en relación con la gestión del viñedo. Sin él, no podríamos establecer la fecha óptima de la maduración para aplicar a tiempo la técnica de la brotación forzada». También ha ayudado a reducir al mínimo la expansión del moho (hongo) durante una primavera más húmeda y un verano más caluroso de lo normal en los viñedos españoles.

Un brindis por una mayor resiliencia, unos medios de subsistencia más robustos y una mesa abundante

Las pruebas sobre el terreno en España, Italia y Portugal han demostrado la utilidad de las predicciones mediante modelos, y esto debería mejorar al aumentar la información recibida por parte de los usuarios. El DSS de VISCA debería ser igualmente útil en otros países y para otros cultivos, incluidos los olivos, los cereales y el arroz. En definitiva, VISCA nos ha dado a todos un motivo para levantar nuestras copas y brindar.

Palabras clave

VISCA, clima, vino, tiempo, previsiones, uva, riego, agrícola, viñedo, agronómico, agricultores, meteorológico, fenología, olas de calor, brotación forzada, poda

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación