Skip to main content

A smile in return

Article Category

Article available in the folowing languages:

Las devoluciones de las compras por internet reciben un tratamiento mejorado, más respetuoso con el medio ambiente

Como clientes digitales, esencialmente queremos plataformas en las que nos resulte sencillo comprar un artículo y devolverlo si no nos gusta. Sin duda sería una ventaja añadida saber que nuestras decisiones no serán perjudiciales para el medio ambiente. La empresa neerlandesa BuyBay, que contó con el apoyo de los fondos europeos en el marco del proyecto SMILE, garantiza ambas cosas.

Economía digital

El lado oscuro del comercio electrónico, que los consumidores desconocemos, o simplemente nos negamos a ver, es que, cada vez que optamos por devolver una compra porque no es exactamente lo que esperábamos, nos arriesgamos a que un producto perfectamente válido y útil acabe siendo destruido o enviado a un vertedero. La idea de desechar productos completamente nuevos, en un tiempo en el que se habla a los ciudadanos de sostenibilidad y escasez de recursos, es motivo de preocupación. A fin de cuentas, es cuestión de números: si bien los productos sin usar pueden volver a venderse fácilmente como nuevos, los usados deben revisarse a fondo, repararse y reempaquetarse. Este proceso supone tiempo y dinero, a veces mucho más que simplemente desechar el producto usado. Para romper este círculo vicioso, Oliver Lauterwein, director comercial de BuyBay, cree que existen tres medidas clave: evitar las devoluciones por medio de informar a los clientes y ayudar a los comerciantes electrónicos a ser 100 % transparentes sobre los productos que venden; volver a colocar en depósito de inmediato los productos nuevos; y dar una segunda vida a los productos devueltos, que es precisamente donde destaca BuyBay. «BuyBay utiliza una combinación de "software" con algoritmos de clasificación y fijación de precios para las plataformas, de modo que pueden vender cada producto al comprador adecuado por un buen precio», explica Lauterwein. En concreto, BuyBay se encarga de todo. «Recibimos las devoluciones, las clasificamos, las inspeccionamos y, si es necesario, las reparamos o limpiamos de nuevo. Después, hay que volver a empaquetar el producto y encontrar un comprador adecuado», añade Lauterwein. Marcas destacadas, fabricantes y minoristas de Europa ya confían a BuyBay la recomercialización de sus devoluciones. Las ventajas para ellos son considerablemente significativas. En primer lugar, pueden centrarse en su actividad principal y, a su vez, obtener una recuperación de costes neta de dos a tres veces superior por los productos devueltos. En segundo lugar, reducen los costes de procesamiento en sus propios almacenes. Sin embargo, lo más importante es que dan un paso importante hacia la economía circular.

Aumentar la confianza y elevar el valor de los artículos usados en Europa

Cuando abandonan los almacenes de BuyBay, los productos renovados se venden en diferentes plataformas europeas. De este modo, los clientes se benefician de una transparencia inigualable sobre el producto que eligen comprar, al tiempo que se les proporciona un alto nivel de calidad en cuanto a plazos de envío, devoluciones y garantía. «Nuestro sistema funciona porque tenemos información completa sobre cada uno de los artículos devueltos: origen, valor inicial, valor actualizado y oportunidades actuales de comercialización. Proporcionamos a nuestros socios perspectivas en tiempo real sobre el flujo de los productos, lo que nos permite fijar su precio y emparejarlos de forma óptima con los compradores. Si es necesario, asumimos todo el proceso logístico y utilizamos nuestros conocimientos para hacer recomendaciones sobre el modo de disminuir los riesgos de devolución», señala Lauterwein. En junio de 2018, BuyBay recibió 1,9 millones EUR de los fondos europeos a través del proyecto SMILE (A smile in return) para renovar su «software», mejorar su modelo de datos y planear su expansión en Europa. Dos años más tarde, la empresa ha conseguido comenzar a abrirse camino fuera del Benelux. El futuro de la empresa se anuncia prometedor: «Nuestro "software" se ha mejorado aún más, nuestro nuevo modelo de datos permite funciones de inteligencia artificial y nuestra expansión internacional progresa con cifras de crecimiento exponencial. El respaldo inicial de la Unión Europea nos fue de gran ayuda para dejar de ser una empresa incipiente y convertirnos en una empresa mediana rentable y líder en Europa en el campo de las devoluciones», concluye Lauterwein.

Palabras clave

SMILE, BuyBay, plataforma, productos devueltos, ventas en internet

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación