Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Siga el ritmo con nuevos pasos de danza gracias a unos avatares

Los sintetizadores son una herramienta barata para crear música. Ahora una base de datos pionera de movimientos de danza y el conjunto de herramientas asociadas fomentarán la innovación en la danza con el apoyo de la realidad virtual.

Sociedad

La danza es un lenguaje que transmite ideas y emociones sin palabras. A través de movimientos corporales y expresiones faciales, ya sean fluidos y pacíficos o caóticos y atormentados, la danza comunica significados intrincados para el público que la observa. Existen géneros muy diversos de danza y movimientos casi ilimitados encarnados en ellos. El ambicioso proyecto financiado con fondos europeos WhoLoDance se propuso definir el «vocabulario» de la danza y desarrollar unas herramientas tecnológicas para analizarla, sintetizarla y enseñarla. Así, el proyecto se propuso como objetivo apoyar la creación y el aprendizaje de la danza colaborativos y facilitar de la preservación de un patrimonio cultural inestimable. El lenguaje de la danza La parte más complicada del proyecto fue posiblemente el componente humano, identificar y acordar los principios comunes de la danza para crear un vocabulario para codificarla y analizarla. Tal y como explica el coordinador del proyecto, el profesor Edwin Morley-Fletcher: «Esto exigió definir "a priori" una serie de cualidades del movimiento que debían consensuarse con todo el equipo de expertos, seguido de un amplio proceso de anotación manual de movimientos en forma de puntuaciones que van del 0 al 10». El marco conceptual se creó gracias al trabajo duro, la pasión y el espíritu de colaboración del equipo formado por expertos en danza de géneros como el ballet, la danza contemporánea, el flamenco y la danza folclórica griega. Dar vida a la danza Los socios tecnológicos aportaron conocimientos especializados en tecnologías de la información y la comunicación, tecnologías de realidad combinada, extracción de datos, búsqueda por similitud, análisis automatizado de movimientos expresivos, algoritmos basados en aprendizaje automático y modelos informáticos para el análisis de la música y el sonido. El equipo aplicó la inteligencia artificial al movimiento humano a partir de la tecnología de captura de movimientos tridimensionales. La combinación de todo esto con tecnologías de realidad virtual, realidad aumentada y realidad mixta (RV-RA-RM) permitió que WhoLoDance hiciera efectivas unas posibilidades antes inimaginables. El «software» de apoyo permite que los usuarios recopilen y mezclen movimientos extraídos de la biblioteca de movimientos. Además, con avatares de tamaño real de RV-RA-RM de movimientos de maestros de danza, los bailarines pueden evaluar la alineación del cuerpo y sus técnicas mediante la comparación. Morley-Fletcher comenta que el resultado es un «motor de mezclas, una herramienta para mezclar y recopilar un número infinito de movimientos de danza a partir de la biblioteca de movimientos, estimulando la contaminación entre distintos géneros y estilos y el desarrollo de métodos coreográficos novedosos». El acceso a la base de datos de WhoLoDance y dieciséis herramientas para el aprendizaje, la creación de coreografías, el análisis y la experimentación se hace a través de dispositivos de captación de movimientos disponibles comercialmente para el consumidor a una fracción del coste de las tecnologías de captura de movimientos en 3D de alta tecnología. De esta forma, explica Morley-Fletcher, WhoLoDance ha creado «un terreno perfecto para la fertilización cruzada y la inspiración, así como para oportunidades enriquecedoras a través de la simulación de nuevos métodos para enseñar, aprender y crear bailes». El movimiento de danza al que ha dado pie WhoLoDance podría seguir en un proyecto nuevo, una incubadora de aprendizaje digital llamada WhoLoMove. Esta financiará proyectos a pequeña escala para impulsar la innovación relacionada con la interacción de los movimientos de todo el cuerpo en tiempo real. Algunos campos posibles son la ludificación en educación especial, el deporte personalizado para la salud inclusiva y la preservación del patrimonio cultural intangible. La plataforma prevista albergará todos los conocimientos compartidos, datos y «software» creados por proyectos a pequeña escala complementarios, de forma que se fomentará el intercambio de conocimientos intersectoriales. Aparte de las aplicaciones de aprendizaje digital, la animación de objetos generados por ordenador está en auge. La industria cinematográfica se basa en gran medida en los efectos de captura de movimientos. WhoLoDance podría llegar pronto a un teatro cercano a usted.

Palabras clave

WhoLoDancE, danza, movimiento, aprendizaje, captura de movimientos en 3D, biblioteca, realidad virtual, patrimonio cultural, «software»

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación