Skip to main content

Novel application targets and products derived from wild arctic berries

Article Category

Article available in the folowing languages:

Formas mucho mejores de extraer lo mejor de las bayas silvestres

A medida que aumenta la demanda de nutracéuticos y de alimentos funcionales, los investigadores se fijan en las bayas silvestres para extraer antioxidantes y otros nutrientes con una huella medioambiental reducida.

Alimentos y recursos naturales

Los consumidores están cada vez más interesados en los alimentos que resultan cómodos, seguros y sanos. Las bayas silvestres del Ártico, muchas de las cuales contienen una cantidad importante de antocianinas, representan una de las posibles soluciones para satisfacer esta demanda. Las antocianinas actúan como antioxidantes y son conocidas por sus efectos beneficiosos sobre la salud cardiovascular, la visión y la prevención de la diabetes, entre otros. El proyecto financiado con fondos europeos WILDBERRY se centró en utilizar ingredientes de bayas de alta calidad para lograr un impacto en los mercados de los alimentos funcionales y los nutracéuticos. «Nuestra materia prima procede de bosques nórdicos vírgenes con una mínima huella ecológica», declara Jukka Ekberg, desarrollador de producto y de procesos así como coordinador de proyecto en Extrx Oy. Con sede en Sotkamo, Finlandia, el equipo de Extrx Oy ha encontrado unas de las mayores concentraciones mundiales de antocianina en los arándanos. Ahora, los investigadores del proyecto han producido un extracto de antocianina de alta calidad, extractos de bayas deshidratadas al vacío y productos patentados, similares a la mermelada, hechos a partir de bayas silvestres del Ártico. «Nuestro enfoque en la calidad y nuestros contactos en el extranjero nos permiten estar en una posición adecuada para alcanzar el éxito y situarnos a la vanguardia de la industria en el futuro», destaca Ekberg. Las muchas formas de procesar las bayas Las innovadoras técnicas de procesamiento del equipo permiten conseguir una elevada productividad y eficiencia con la mínima generación de desechos. Los investigadores de WILDBERRY han logrado demostrar que es posible realizar avances tecnológicos sin necesidad de consumir una gran cantidad de recursos naturales, convirtiéndoles así en pioneros en gestión de la innovación alimentaria. Con el fin de ofrecer productos sanos y de alta calidad a partir de bayas silvestres del Ártico, los investigadores utilizaron tecnología punta para procesar de forma sostenible las materias primas y convertirlas en ingredientes de alta calidad. El equipo desarrolló un novedoso sistema de molienda en húmedo con el fin de introducir en el mercado nuevos productos saludables. «Nuestro objetivo es utilizar todas las partes de la baya durante el proceso y no desperdiciar absolutamente nada», explica Ekberg. El equipo de WILDBERRY desarrolló un proceso con cromatografía en columna para extraer la antocianina de los arándanos y grosellas silvestres tanto en el laboratorio como a escala piloto. A continuación, los investigadores analizaron el contenido de componentes saludables de distintas bayas y cómo se veían afectados por las condiciones del entorno. Los integrantes del proyecto también produjeron y encapsularon antocianina pura en polvo como ingredientes para alimentos funcionales y nutracéuticos. Otras actividades incluyeron el análisis del período de validez y estudios de conformidad estructural, ensayos de molienda en húmedo, desarrollo de muestras de productos y ensayos de deshidratado al vacío. El equipo descubrió y evaluó nuevos métodos para mejorar la producción de antocianina a la vez que se reducían los desechos, extrayendo polifenoles de las hojas y los tallos de las bayas. Investigaron distintas maneras de aumentar el período de validez y la estabilidad de la antocianina en diferentes productos alimentarios. Formularon productos sabrosos y sanos a base de bayas mediante diferentes métodos de procesamiento. Con la vista puesta en el mercado Los socios del proyecto WILDBERRY tienen previsto poner en marcha una línea de producción a escala de zumo, concentrado de zumo y mermelada bioactiva. Asimismo, tienen previsto producir próximamente más productos enriquecidos con antocianina a escala comercial, además de contar con otros productos en fase de prueba de concepto. Con el fin de determinar su lugar en el mercado de los alimentos funcionales, el equipo tiene previsto desarrollar otras tecnologías de separación que traigan consigo una reducción de los costes. «La financiación de la Unión Europea supone para nosotros un gran activo para poder desarrollar los valores de nuestra empresa y traducirlos en productos y contactos que esperamos que impulsen el desarrollo económico y la creación de empleo en Sotkamo», finaliza Ekberg.

Palabras clave

WILDBERRY, bayas, antocianina, salud, alimento funcional, nutracéutico, antioxidante, innovación alimentaria

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación