Skip to main content

DownScaling CLImate imPACTs and decarbonisation pathways in EU islands, and enhancing socioeconomic and non-market evaluation of Climate Change for Europe, for 2050 and beyond.

Article Category

Article available in the folowing languages:

Preparar las islas para abordar con eficacia las repercusiones climáticas

Investigadores en la Unión Europea (UE) han adquirido una comprensión más profunda sobre cómo el cambio climático afectará a la economía y la biodiversidad de las islas. Los resultados de la modelización climática y diversos análisis socioeconómicos estarán disponibles en una plataforma especializada, lo que ayudará a los responsables políticos a tomar decisiones fundamentadas de cara al futuro.

Cambio climático y medio ambiente

El proyecto SOCLIMPACT de la UE comenzó en diciembre de 2017 con el objetivo de estudiar los efectos del cambio climático en las islas de la UE. Se priorizaron cuatro sectores importantes de la economía azul: el turismo litoral y marítimo, la acuicultura, la energía y el transporte marítimo. El proyecto se basa en una red de doce islas de la UE ubicadas en diferentes regiones del mundo. El coordinador del proyecto SOCLIMPACT, Carmelo León, de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, en España, explica: «Las islas son un laboratorio excepcional para medir los efectos del cambio climático y probar políticas para la adaptación y la mitigación. Nuestro objetivo era crear vínculos sólidos entre las comunidades científica, comercial y política en cada región y por toda la UE».

Forma de vida frágil

Unos quince millones de personas viven en más de 2 000 islas en la UE, las cuales son especialmente vulnerables ante el cambio climático. La modelización climática no suele estar disponible a nivel de las islas y las limitaciones en cuanto a los recursos implica que las economías insulares a menudo se vean afectadas de forma desproporcionada por el cambio climático. En el contexto del aumento del nivel del mar, los países necesitarán centrarse en proteger las islas a fin de salvaguardar sus frágiles, valiosos y únicos activos naturales, de los cuales dependen las actividades socioeconómicas como el turismo. Las islas ya están experimentando las dramáticas repercusiones del aumento del nivel del mar, como las Maldivas en el océano Índico y las Islas Marshall en el Pacífico. Las islas también pueden tener dificultades para avanzar hacia alternativas de energía renovable a causa de su modesto tamaño. No tienen la economía de escala para una gran infraestructura. Por lo tanto, es necesario desarrollar alternativas de microgeneración eficiente para la energía renovable.

Abordar el cambio climático

León y su equipo vieron que existía una necesidad real de definir y evaluar los efectos y desafíos que probablemente se produzcan en diferentes escenarios sobre el cambio climático en las islas. Afirma: «La vulnerabilidad de las islas no deja de aumentar. Se necesitaron herramientas de proyección y modelización más detalladas en relación con las potenciales consecuencias del cambio climático, las cuales tuvieron en cuenta los puntos de inflexión climáticos y los fenómenos con un gran impacto y una baja probabilidad». Para abordar esos desafíos, el proyecto SOCLIMPACT agrupó a las partes interesadas comerciales y a los responsables políticos, y llevó a cabo diversas evaluaciones. Se exploraron los valores socioeconómicos de las repercusiones del cambio climático a partir de la revisión de documentación, así como el trabajo de campo en sectores como el turismo insular. A fin de integrar todas las partes interesadas del proyecto, se crearon grupos locales de trabajo en cada uno de los archipiélagos o islas asociados. Participaron, de promedio, entre quince y veinte partes interesadas por isla, que incluían representantes del sector privado y autoridades públicas. Gracias a este trabajo, se identificaron las cadenas de impacto del cambio climático en los cuatros sectores de la economía azul. Se desarrollaron evaluaciones socioeconómicas integradas de las repercusiones previstas del cambio climático en las comunidades insulares. León afirma: «Se han identificado un total de diecisiete cadenas de impacto en los cuatros sectores económicos en que nos fijamos. Por ejemplo, existen nueve específicamente para el turismo». Entender los desafíos únicos que afrontan las islas es un paso más en el camino para garantizar que las comunidades son capaces de mitigar las peores repercusiones del cambio climático. El próximo paso es asegurarse de que se divulga este conocimiento entre aquellos que lo necesitan, como los responsables políticos, y de que se dispone de las herramientas necesarias para lograr un cambio significativo. Aquí es donde el proyecto SOCLIMPACT espera realizar una contribución esencial. «Se trata de un proyecto ambicioso e innovador y nuestro éxito dependerá del progreso que hagamos y de lo bien que involucremos a los responsables políticos», concluye León.

Palabras clave

SOCLIMPACT, clima, islas, economía azul, litoral, marítimo, turismo, acuicultura, energía, biodiversidad

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación